Porqué deberíamos apostar por el cultivo de la Stevia para cosechar el dulzor del futuro

Por Javier Sáinz
Presidente
Federación Americana de la Stevia

Stevia Rebaudiana Bertoni, o Ka’a he’e, como la conocen tradicionalmente los pueblos indígenas de Paraguay, es una planta asombrosa y adaptable, capaz de prosperar en ambientes increíblemente variados a lo largo del mundo. Actualmente se cultiva en el ecuador, en Canadá, e incluso en lugares tan lejanos como el norte de China. Además de prosperar en estas latitudes tan dispares, la stevia es capaz de adaptarse a distintos climas. En latitudes tropicales, la stevia es una planta espesa y tupida que puede cosecharse hasta 6 veces por temporada. Sin embargo, cuando crece más al norte, tiene forma de arbusto y puede alcanzar hasta 1.6 metros, y solo se cosecha dos veces. La latitud también condiciona los niveles de compuestos fenólicos, que tienen diversos componentes prebióticos, así como distintos aceites esenciales exclusivos de la región en la que se cultiva.

Más allá de tener una apariencia distinta, también sintetiza diferentes compuestos para crear una poderosa forma de dulzor natural; un fenómeno que aún se está estudiando. Una sola planta de stevia puede producir hasta un 23% de su peso seco en glucósidos de esteviol, y eso nada más como metabolitos secundarios. Gracias a su versatilidad, la stevia es un cultivo ideal para las regiones tradicionalmente productoras de azúcar, ya que su rendimiento es mayor. En comparación con el azúcar, una sola hectárea de stevia equivale a 20 hectáreas de azúcar de caña.

Asimismo, una planta tan potente como la Stevia es poco común en la naturaleza por la particularidad de tener la capacidad de producir metabolitos secundarios que no están relacionados con la función estructural de la planta. A pesar de la gran cantidad de estudios y revisiones que se han realizado sobre ella, la razón exacta por la que la planta de stevia es tan poderosa sigue siendo un misterio (Ceunen y Geuns, 2013).

A lo largo de la historia, de un total de 20,000 plantas comestibles, solo 6,000 se han utilizado como alimento. En la actualidad, menos de 200 contribuyen de forma importante a la producción de alimentos y, de esas 200, solo nueve representan dos tercios de la producción alimentaria (Croptrust). La biodiversidad es esencial para la vida en la Tierra, ya que fomenta una mayor flora, fauna y microbiota, que forman parte de un mundo sostenible (Martín-Lopez).

En efecto, la biodiversidad es importante en la producción comercial de alimentos por varias razones. Una gama diversa de especies vegetales y animales puede ayudar a garantizar la seguridad alimentaria al proporcionar a los agricultores una variedad de opciones para cultivar y criar. Esto resulta especialmente importante en zonas donde ciertos cultivos o ganado pueden ser más susceptibles a enfermedades o a cambios en los patrones climáticos. La biodiversidad también puede ayudar a mejorar la productividad general y la sostenibilidad de los sistemas de producción de alimentos. Cultivar una amplia variedad de plantas mediante un sistema de rotación de cultivos puede mejorar la salud y la fertilidad del suelo, reducir el daño de plagas y enfermedades, y aumentar el rendimiento general.

También es importante proteger el medio ambiente: incorporar una diversidad de plantas y animales a los sistemas agrícolas puede ayudar a promover la polinización, controlar las plagas y proteger el suelo y los recursos hídricos. En pocas palabras, más allá de ampliar nuestro paladar a alternativas de dulzor como la stevia -que se ha convertido en una “norma alimentaria”-, también tenemos la oportunidad de mejorar no solo nuestra propia salud y combatir la epidemia de obesidad, sino también ayudar a repoblar las especies animales, mitigando el impacto del cambio climático.

Asimismo, la biodiversidad suele estar determinada por la relevancia económica, lo que significa que solo se permite cultivar productos rentables. Un ejemplo de ello es la quinoa (Chenopodium Wild). Se trata de un pseudocereal muy nutritivo cultivado tradicionalmente por los Incas en la región andina, que se adaptó de las grandes altitudes montañosas de Perú y Bolivia, a los valles al nivel del mar de Chile, para luego ser totalmente abandonado durante siglos a causa del protagonismo de otros cultivos como el maíz, el trigo y la soya. Hasta hace poco, en los Andes se obtenían rendimientos medios de 350 kg/ha; sin embargo, desde que se reavivó el interés por este cultivo, algunas parcelas de prueba han alcanzado rendimientos superiores a los 9,000 kg/ha. Como alimento, la quinoa estaba casi olvidada hasta que fue rescatada por su rico perfil de aminoácidos y otros compuestos bioactivos.

Recientemente, se ha convertido en una realidad comercial la posibilidad de producir moléculas de dulzor mediante microorganismos modificados genéticamente que utilizan azúcar y derivados del maíz como fuente de carbono. Bajo este modelo, el cultivo de stevia podría ser totalmente sustituido. Prescindir del cultivo de la stevia para obtener glicósidos de esteviol a partir de cultivos tradicionales nos parece una decisión importante que probablemente determinará el futuro de nuestra industria. En última instancia, esto nos obliga a decidir si creemos que la biodiversidad es importante, o si la comodidad de seguir cultivando productos rentables (como el trigo, la soya y el azúcar) justifica el daño a largo plazo, si con ello se obtienen las mismas ventajas de siempre para los consumidores y los productores.

Por otra parte, es importante mencionar el valor intrínseco que tiene el desarrollo del cultivo de la stevia, más allá de los atributos de sus moléculas de dulzor. La planta de stevia es posiblemente el productor natural de dulzura más eficiente de la tierra. Algo muy interesante, es que su contenido de dulzor no es calórico, y se ha demostrado que no tiene efectos negativos en la microbiota humana, ya que se digiere para convertirse en moléculas no dulces: esteviol. De igual forma, se ha demostrado mecanismos positivos para el funcionamiento celular, por ejemplo; en el metabolismo de la célula beta pancreática y en efectos sinérgicos de niveles glucémicos elevados en sangre(Philliphaert et al, 2017). Además, es capaz de sustituir cantidades significativas de azúcar en casi todas las fórmulas de productos tradicionalmente ricos en azúcar.

Por lo demás, la planta en sí es sumamente adaptable. Alcanza la madurez en una temporada y puede cultivarse en diversas latitudes. Esta característica es importante si se tiene en cuenta la adaptabilidad de los cultivos, su mejora, el cambio climático e incluso la rotación de cultivos. Como resultado de su intenso dulzor, el transporte del extracto de stevia es significativamente más eficiente que el de otros edulcorantes de baja intensidad. En la actualidad, el cultivo de la stevia se desarrolla activamente en África, Asia, América y en partes de Europa y Oceanía. Además, el grupo Jarma de Colombia demostró que el metabolismo de la planta de stevia se optimiza en entornos ricos en CO2, lo cual supone ventajas adaptativas alentadoras para nuestro ambiente en proceso de cambio, e incluso un uso potencial para contrarrestar el aumento de los niveles de CO2 en nuestro entorno (Pompelli et al, 2022). Dada la creciente escasez de agua en todo el mundo, los cultivos destinados a producir alimentos que requieren menos irrigación y que consumen más CO2 tienen beneficios evidentes. Del mismo modo, se puede crear una huella más sostenible al disminuir la superficie de tierra necesaria para los cultivos comerciales.

Desde el punto de vista nutricional, los glicósidos de steviol al digerirse en el organismo, no provoca las mismas reacciones insulínicas que el azúcar y, a pesar de su sabor dulce, no tiene muchas calorías. La ciencia está empezando a comprender el potencial de esta hoja, antes ignorada, y a aprovechar su poder, lo que nos permite vislumbrar cómo podría ser nuestro futuro si adoptáramos la stevia como cultivo complementario al azúcar.

Además de proporcionar una forma de dulzor más saludable y sostenible, las hojas y los tallos de la stevia contienen glucósidos de esteviol, compuestos fenólicos como el ácido clorogénico, aceites esenciales, inulina y varios compuestos di- y triterpénicos, que benefician la salud humana, medioambiental, de los cultivos y de los animales. Estos compuestos aún se están descubriendo y caracterizando activamente (Purkayashta et al, 2017), y sería un error no profundizar en estos emocionantes descubrimientos.

Volviendo al tema de las recientes tecnologías que amplían el potencial de la industria de la stevia, no se trata de debatir si la biotecnología es útil o no para la industria de la stevia, sino cuál debería ser su papel en toda la cadena de suministro. La biotecnología puede utilizarse para mejorar la planta de stevia, así como para perfeccionar el dulzor de las moléculas producidas por la planta. Además, la biotecnología puede utilizarse para reemplazar la funcionalidad de la planta en cuanto a la producción de dulzor. Nuestra pregunta es, ¿debería utilizarse la biotecnología para reemplazar y descartar el cultivo de stevia como fuente definitiva de estas moléculas dulces? ¿Debemos descartar los diferentes servicios de la planta más allá de sus moléculas dulces? No creemos que la biotecnología sea un enemigo de la industria agrícola, sino todo lo contrario. Un ejemplo sencillo, pero contundente es el impacto de la transformación genética en la banana o plátano que permitió controlar la propagación de la enfermedad de la Sigatoka negra (Soares et al, 2021). En este caso, las modificaciones genéticas y la edición de genes reemplazaron hasta 70 dosis de los diversos pesticidas aplicados sistemáticamente a los cultivos de plátano cada año, que tenían un impacto medioambiental dañino (Fu et al, 2019).

Por otro lado, también creemos que se podría utilizar la biotecnología para mejorar aún más la stevia, como ya se ha hecho para crear cultivos resistentes a la sequía. Ante la gravedad del cambio climático que estamos experimentando, la alteración de las vías de escape a la sequía, la síntesis de osmoprotectores y la modulación de la floración podrían hacer la diferencia en la supervivencia de nuestra especie, sobre todo en climas más extremos (Martignano et al, 2020). Es por eso que, cuando se trata de ajustar las deliciosas propiedades de las moléculas del dulzor, la biotecnología ha demostrado ser una poderosa herramienta para producir enzimas específicas que facilitan afinar con precisión la calidad del dulzor que produce esta poderosa máquina natural.

Por lo tanto, si bien es técnicamente posible producir las moléculas dulces propias de la planta de stevia mediante el desarrollo de cepas específicas de microorganismos genéticamente modificados, nos parece que la desventaja de reemplazar la planta de stevia es que se estaría descartando una herramienta masiva que fomenta la biodiversidad, y a la vez que produce un dulzor natural sostenible y eficiente a través de su naturalidad.

Creemos que es de suma importancia que la industria de alimentos garantice el liderazgo por la lucha de la salud pública y mantenga su posición de optar por alternativas más sustentables, sobretodo en estos tiempos, donde ambos temas son cruciales para la humanidad. Deberíamos, pues, preguntarnos: ¿por qué no adoptar la stevia como protagonista de nuestra industria y poner la biotecnología a su servicio? ¿Por qué no tomar la decisión de aprovechar esta maravilla natural del mundo?

¡Les deseamos un magnífico 2023!


Referencias

-Ceunen S, Geuns JM. Steviol glycosides: chemical diversity, metabolism, and function. J Nat Prod. 2013 Jun 28;76(6):1201-28. doi: 10.1021/np400203b. Epub 2013 May 28. PMID: 23713723.

-Fu, X., Wong, A.W., Guzman, M., Gleason, M.L. 2019. Battling Black Sigatoka of Banana in Costa Rica. The Plant Health Instructor. DOI:10.1094/PHI-I-2019-0628-01

-Humphrey TV, Richman AS, Menassa R, Brandle JE. Spatial organisation of four enzymes from Stevia rebaudiana that are involved in steviol glycoside synthesis. Plant Mol Biol. 2006 May;61(1-2):47-62. doi: 10.1007/s11103-005-5966-9. PMID:
16786291.

-Philippaert, K. et al. Steviol glycosides enhance pancreatic beta-cell function and taste sensation by potentiation of TRPM5 channel activity.Nat. Commun. 8, 14733 doi: 10.1038/ncomms14733 (2017)

-Pompelli, M.F.; Espitia-Romero, C.A.; de Diós Jaraba-Navas, J.; Rodriguez-Paez, L.A.; Jarma-Orozco, A. Stevia rebaudiana under a CO2 Enrichment Atmosphere: Can CO2 Enrichment Overcome Stomatic, Mesophilic and Biochemical Barriers That Limit
Photosynthesis? Sustainability 2022, 14, 14269. https://doi.org/10.3390/ su142114269

-Purkayashta S, Markosyan A, Chow S, Prakash I, Clos J, Pen I, Kagan M, Sukits S, Somayajula K (2017) . WO2018090020A9, Stevia-derived molecules, methods of obtaining such molecules, and uses of the same.

-Rai, A.; Han, S.-S. Critical Review on Key Approaches to Enhance Synthesis and Production of Steviol Glycosides: A Blueprint for Zero-Calorie Sweetener. Appl. Sci. 2022, 12, 8640. https://doi.org/ 10.3390/app12178640

-Soares JMS, Rocha AJ, Nascimento FS, Santos AS, Miller RNG, Ferreira CF, Haddad F, Amorim VBO, Amorim EP. Genetic Improvement for Resistance to Black Sigatoka in Bananas: A Systematic Review. Front Plant Sci. 2021 Apr 21;12:657916. doi:
10.3389/fpls.2021.657916. PMID: 33968113; PMCID: PMC8099173.


Cómo trabajamos: Convertimos tus ideas en una deliciosa realidad

Ayudar a dirigir la revolución saludable de los sustitutos del azúcar suele ser más complejo de lo que parece. Nuestro ciclo de producción en 4 fases nos permite crear productos avanzados que ofrecen a tus consumidores los mismos sabores y texturas que han hecho triunfar a tu negocio, además de que tu empresa cuenta con nosotros como socio experto y comprometido con tu éxito.

No hay nada más importante que trabajar con personas que entienden los desafíos a los que te enfrentas y la mejor manera de superarlos. Dada nuestra pasión por los alimentos y bebidas excepcionales, y nuestro compromiso incansable con la creación de un futuro más saludable, SWT es una opción idónea para cualquier empresa que desee jugar un papel protagónico en la revolución mundial de la salud y la nutrición.

 

  1. De tus ideas logramos llevar a cabo tu proyecto

La primera etapa de nuestro proceso de desarrollo proviene directamente de ti. A partir de las pautas de producto que nos proporcionas, identificamos la mejor manera de satisfacer tus necesidades y ofrecer productos de gran sabor con todo el dulzor saludable que esperas. Gracias a tecnología de vanguardia y sostenible, nuestro equipo de desarrollo logra garantizar que tus productos sean casi idénticos, pero con una reducción significativa de azúcares y grasas. Con nuestros años de experiencia como líderes del sector, puedes tener la certeza de que trabajar con SWT significa colaborar con un socio nato que comparte tu misma misión de innovación y calidad.

Cuando nuestros expertos desarrollan las fórmulas para tus productos nuevos o mejorados, siempre nos aseguramos de respetar y proteger tu propiedad intelectual: nunca haremos pública la información sobre nuestra cooperación, a menos que tengamos tu autorización explícita.

 

  1. Desarrollo y retroalimentación

Con nuestra experiencia técnica, SWT puede ayudarte a reformular tanto productos existentes como nuevos lanzamientos al mercado. Desde repostería hasta bebidas, pasando por productos de confitería e incluso modulando el dulzor en alimentos salados, nuestros equipos de desarrollo han sido pioneros en la reducción de grasas y azúcares, creando productos que siguen siendo saludables pero mantienen la dulzura que los consumidores exigen. Conforme los organismos reguladores de diversos mercados toman medidas para reducir la oferta de productos poco saludables en los estantes de los supermercados, es más importante que nunca procurar que tus productos aprovechen los impuestos sobre el azúcar y los edulcorantes que deben pagar los competidores, así como cubrir nuevas oportunidades en el mercado.

Gracias a nuestro conjunto preciso y altamente especializado de protocolos de edulcoración, podemos adaptarnos a cualquier perfil de sabor que requieran nuestros socios, utilizando mezclas especialmente formuladas de edulcorantes naturales para conseguir los sabores exactos mientras se garantiza la reducción de azúcares. Estos protocolos han sido creados en colaboración con los principales centros de investigación de universidades de Europa y Sudamérica, lo que te permite acceder literalmente a todo un mundo de conocimientos.

 

  1. Marketing y colaboración

En cuanto estés conforme con los prototipos finales, SWT puede ayudarte a pasar a la siguiente fase. Gracias a nuestra excelente reputación, hemos forjado excelentes redes en los mercados mundiales, incluso en los entornos más exigentes y creativos. Podemos ayudar a adaptar tu producto a cualquier mercado y a cualquier público. Somos capaces de crear perfiles de sabor que se ajusten a las necesidades de las diferentes regiones y podemos diseñar soluciones de dulzor deliciosas para los mercados y consumidores más especializados.

 

  1. Co-embalaje y lanzamiento, retroalimentación y ajustes

Como parte de nuestro último paso de desarrollo, SWT puede ayudarte a encontrar embaladores y a realizar el lanzamiento de tu producto, garantizando que todo fluya sin problemas y que tu producto cumpla al pie de la letra con tus criterios. Gracias a nuestra amplia experiencia en lanzamiento de productos a nivel mundial, podemos predecir, gestionar y mitigar cualquier problema relacionado con la cadena de suministro y desarrollo antes de que se produzca, lo que te permitirá sentirte acompañado por un socio tan interesado en tu éxito como tú.

Si en algún momento necesitas comunicarte directamente con SWT, nuestro equipo de expertos en asistencia estará siempre dispuesto a ayudarte en todo lo que necesites.

Como miembro responsable de una cadena de suministro confiable, elegir a SWT es elegir el éxito desde el primer paso. Con una dulzura natural y saludable en cada detalle, no hay mejor socio para llevar tu producto al siguiente nivel.


Edulcorantes no nutritivos y tolerancia humana a la glucosa: ¿es la stevia una excepción?

Si bien la investigación disponible sugiere de manera generalizada que los edulcorantes no nutritivos pueden dañar la respuesta glicémica, los expertos en stevia han descubierto que esta hipótesis puede ser errónea en el caso de la stevia rebaudiana.

La stevia es una herramienta excelente para la pérdida de peso, ya que diversos estudios sugieren que ofrece una alternativa sostenible, saludable y baja en glucosa frente a las comidas procesadas de hoy en día. Sin embargo, algunos estudios académicos agrupan erróneamente a la stevia con otros edulcorantes no nutritivos (NNS) como el aspartame o la sacarina, lo que permite a los investigadores llegar a la conclusión de que los NNS en general no representan una alternativa saludable a los azúcares libres tradicionales.

Un estudio reciente de Suez et al., titulado "Personalized Microbiome-Driven Effects of Non-Nutritive Sweeteners on Human Glucose Tolerance" (Efectos personalizados de los edulcorantes no nutritivos sobre la tolerancia a la glucosa en seres humanos), publicado en Cell Scientific, en el que se examinan varios edulcorantes y sus efectos sobre los niveles de glucosa en sangre, no considera que la stevia sea una herramienta que ayude a combatir los niveles elevados de azúcar en la sangre y la crisis mundial de obesidad (que están intrínsecamente relacionados mediante las dietas altas en alimentos procesados).

Se podría suponer que el objetivo del estudio es promover soluciones innovadoras relacionadas con la nutrición personalizada en lugar de ofrecer soluciones prácticas, y que al minimizar el impacto de la stevia (junto con todos los beneficios importantes que se obtienen al evitar el consumo excesivo de azúcares propio de las dietas modernas) se está engañando intencionadamente a los lectores para mejorar la percepción de su producto, al tiempo que se reduce la percepción de la stevia.

Es posible que, ya que el objetivo de los investigadores es promover sus propias iniciativas nutricionales personalizadas, hayan sesgado involuntariamente los resultados del estudio. Además, su decisión de elegir a un participante principal para demostrar los efectos de los NNS puede haberse visto afectado por su exposición previa a un microbioma heterogéneo.  Aunque se trata de un enfoque interesante para la nutrición personalizada, la relevancia estadística de sus resultados, esencialmente selectivos, no queda clara.

Por lo tanto, si el estudio de Suez no analiza realmente las ventajas del uso de la stevia, ¿qué pruebas existen para sustentar la afirmación de que la stevia es altamente beneficiosa?

Consideremos, en cambio, la gran cantidad de información que sugiere que la stevia es una solución a largo plazo para la obesidad y la salud intestinal. Un estudio conjunto realizado en 2019 por las universidades de Liverpool Hope y Berna ha demostrado que la stevia no provoca un aumento de los niveles de glucosa posprandiales. El estudio añade que estos hallazgos implican que la stevia juega un papel en la lucha contra los niveles globales de obesidad gracias al hecho de que, a diferencia de muchos otros NNS, actúa como un supresor del apetito —y esto significa que su uso en la producción de alimentos puede fomentar la reducción de los niveles generales de consumo—, lo cual beneficia tanto la salud como el medio ambiente.

Esto coincide con los hallazgos de otro estudio realizado en 2020, en el que se descubrió que había poca diferencia entre los niveles de glucosa en sangre de los participantes que consumían stevia y los que no la consumían en absoluto, lo que vuelve a sugerir que la stevia no es responsable directa de los problemas de tolerancia a la glucosa señalados en Cell. Este estudio en particular, que se llevó a cabo en Irán, se realizó principalmente con diabéticos, lo que demuestra que para aquellos grupos sensibles a la glucosa, como los diabéticos, la stevia resulta una forma segura y eficaz de controlar la glucosa.

Asimismo, un estudio de 2021 sobre los riesgos potenciales de la stevia afirmaba que "los grupos de ratones diabéticos que consumieron la fracción antioxidante de los suplementos de stevia mostraron una mejor tolerancia a la glucosa que el grupo de control" y que "se descubrió que el extracto de hoja de stevia es capaz de inhibir la α-amilasa y la α-glucosidasa. Esto puede ralentizar potencialmente el metabolismo de los carbohidratos y reducir el riesgo de hiperglicemia en pacientes con diabetes tipo 1 y tipo 2” (Ruiz-Ruiz et al., 2015[91]).

En términos críticos (y en oposición directa con Suez), este trabajo también señaló que "algunos estudios en humanos no encontraron efectos de los suplementos de extracto acuoso de stevia en los niveles de glucosa, insulina y hemoglobina glicosilada, pero tampoco efectos secundarios” (Barriocanal et al., 2008[13]; Ajami et al., 2020[7]), lo que sugiere que el aumento de los niveles de glucosa en la sangre según Suez es exagerado, posiblemente porque el estudio funciona como base para la startup DayTwo.

Además, hay que destacar la ausencia de los beneficios ambientales de la stevia en el estudio original de Suez. La stevia utiliza menos agua y considerablemente menos terreno para su cultivo, y puede refinarse mediante un sistema 100% basado en agua, lo que significa que la adopción de la stevia no solo beneficia al consumidor sino también al planeta en general, algo que no se observa en otros edulcorantes.

La gran cantidad de estudios que se han realizado parecen coincidir en que la stevia no provoca una alteración glucémica importante (especialmente si se compara con la sacarina y la sucralosa, dos de las alternativas al azúcar más populares), y los estudios que sugieren lo contrario son atípicos. Cuando se trata de dulzura saludable, la stevia tiene más potencial que nada en el mundo para cuidar la línea.

 

Referencias

Ajami M, Seyfi M, Hosseini FAP, Naseri P, Velayati A, Mahmoudnia F, et al. Effects of Stevia on glycemic and lipid profile of type 2 diabetic patients: A randomized controlled trial. Avicenna J Phytomed. 2020;10:118–27.

Barriocanal LA, Palacios M, Benitez G, Benitez S, Jimenez JT, Jimenez N, et al. Apparent lack of pharmacological effect of steviol glycosides used as sweeteners in humans. A pilot study of repeated exposures in some normotensive and hypotensive individuals and in Type 1 and Type 2 diabetics. Regul Toxicol Pharmacol. 2008;51(1):37–41.

Ajami M, Seyfi M, Hosseini FAP, Naseri P, Velayati A, Mahmoudnia F, et al. Effects of Stevia on glycemic and lipid profile of type 2 diabetic patients: A randomized controlled trial. Avicenna J Phytomed. 2020;10:118–27.

Ruiz-Ruiz JC, Moguel-Ordoñez YB, Matus-Basto AJ, Segura-Campos MR. Antidiabetic and antioxidant activity of Stevia rebaudiana extracts (Var. Morita) and their incorporation into a potential functional bread. J Food Sci Technol. 2015;52:7894–903.


Recomendaciones de la OMS sobre los NNS: ¿estamos pasando por alto una gran oportunidad?

La Organización de las Naciones Unidas ha encargado un informe sobre los edulcorantes no nutritivos (NNS - por sus siglas en inglés) para obtener una herramienta de control de salud pública que sea un nuevo hito en la guerra contra la obesidad y las enfermedades no transmisibles. La ciencia respalda algunos sustitutos del azúcar que aportan estructura y dulzor, como la inulina y la stevia. Entonces, ¿estamos pasando por alto una enorme oportunidad de lograr un cambio positivo?

 

El informe reciente de la Organización Mundial de la Salud está diseñado para orientar a legisladores en la elaboración de políticas públicas y para promover los objetivos de salud pública, especialmente a la hora de sustituir los azúcares tradicionales por edulcorantes alternativos sin azúcar (Non-sugar sweeteners - NSS), lo cual se ha visto que es el mayor reto al que se enfrentan las organizaciones sanitarias en un futuro próximo.

El informe de la OMS, una revisión bibliográfica cimentada en gran parte del corpus de investigación existente sobre la stevia, se basó en las pruebas de 283 estudios aleatorios que demostraron que la eliminación del azúcar en la dieta puede conducir a la pérdida sostenida de peso, entre otros beneficios para la salud. Un meta-análisis de 45 estudios donde la ingesta diaria de azúcares se redujo en 38,4 gramos en promedio resultó en mejoras para la salud.

Los participantes de estos estudios procedían de diversas naciones, incluidos países con altos niveles de obesidad como Estados Unidos, México y el Reino Unido. Aquellos que consumieron más NSS (y por lo tanto menos azúcar), tuvieron "menor peso corporal y un menor IMC como resultado". También se señalaron los efectos positivos de la stevia en la reducción de las caries dentales, con dos estudios que demostraron que la disminución del consumo de azúcares (sustituidos por la stevia), condujo a mejores resultados orales y menos caries en general.

El informe no recomendó la stevia como herramienta para promover medidas de salud pública debido a que la OMS encontró poca confianza en gran parte de los estudios analizados. Esto se debe en parte al volumen y la diversidad de los estudios incluidos (que contienen análisis de los efectos de los NSS en el IMC, la salud dental, el desarrollo fetal y el crecimiento en adultos jóvenes). Este enfoque mixto del análisis, unido a algunas cuestiones metodológicas en torno a los propios estudios (el informe cita que "la mayoría de estos estudios proporcionaron NSS o alimentos y bebidas que contenían azúcares libres además de las dietas existentes y, por tanto, no midieron directamente los efectos de la sustitución de los azúcares libres por los NSS") sugiere que el alcance de la investigación de la OMS sobre la stevia buscaba demostrar la completa validez de los NSS como alternativa al azúcar, y no identificar directamente el beneficio para la salud de la planta.

Por ello, es difícil saber si la reticencia de la OMS respecto a la recomendación de los NSS como pilar fundamental de la salud pública se debe a una falta de confianza, o simplemente a que no es una solución "única" para el problema. La stevia en sí misma no es un producto nuevo; lleva más de 15 años totalmente integrada y formulada como parte central de nuestra comprensión de los sistemas modernos de edulcorantes saludables.

Si nos basamos en una revisión exhaustiva de la investigación disponible, es evidente que podemos rediseñar por completo la percepción del dulzor y convertirla en una experiencia saludable y baja en azúcar, y esto puede lograrse gracias a la stevia. Por ejemplo, hay evidencias de que compuestos como la fibra de inulina pueden ser beneficiosos para nuestro sistema digestivo ya que estimulan el crecimiento de bacterias saludables en el intestino humano (1,2), y el consumo de stevia puede proporcionar beneficios significativos para la presión alta y los niveles de glucosa en sangre en personas con diabetes de tipo 2. Estos descubrimientos están bien documentados en revistas médicas serias y prestigiosas, y la investigación sobre los efectos de la función de las células beta pancreáticas está publicada en Nature (3).

El problema al que nos enfrentamos es que la generalización de los NSS (como la que hace la OMS en su informe) puede hacernos perder la oportunidad de rediseñar la experiencia del dulzor desde el punto de vista de la salud.

Además de los beneficios directos para la salud que ofrece la stevia, sabemos que vivimos en un planeta inmerso en la crisis climática. El informe no examinó la sostenibilidad excepcional que ofrece la stevia, ni la necesidad de utilizar de forma extendida aquellos cultivos de mayor rendimiento en menores extensiones de tierra y con sistemas ecológicos de procesamiento, un ámbito en el que la stevia (y SWT en particular) es especialmente admirable.

Estos beneficios son tangibles: en cuanto a la equivalencia de dulzor por superficie de cultivo, las cifras de la stevia son notables. En 2022, la extensión total de siembra de remolacha azucarera, caña de azúcar y maíz en los Estados Unidos fue de 5 millones de acres, que produjeron un total equivalente a 15,7 millones de toneladas de azúcar. Esto es aproximadamente el tamaño del estado de Nueva Jersey. Este total de 5 millones de acres requiere 23,298 millones de metros cúbicos de agua al año, casi el 15% del lago Tahoe. Esta área podría ser reemplazada por 0,15 millones de acres de stevia (considerando la equivalencia de dulzor de la stevia y el rendimiento de los cultivos), con un consumo de agua de apenas el 4,4% del agua utilizada por los edulcorantes calóricos, lo que resulta en una reducción general del 91% de la huella hídrica del campo a la mesa.  Al examinar la huella de CO2 se observa una reducción de alrededor del 70% cuando se comparan la caña de azúcar y la stevia en sus potencias de dulzor y rendimientos por hectárea equivalentes (4,5), lo que convierte a la stevia en una candidata indiscutible en el impulso de la producción neutral en cuanto a emisiones de carbono.

Aunque la experiencia y la metodología de la Organización Mundial de la Salud son intachables, y aunque está claro que el informe sobre la inclusión de los NSS como estrategia de salud pública está bien fundamentado e investigado, los informes y estudios existentes dificultan la posibilidad de aceptar que el informe sobre los NSS representa un análisis de los beneficios para la salud de la stevia en comparación con los azúcares libres. Como tal, esto perjudica la verdadera alternativa a la dieta insostenible que está causando graves daños a la salud mundial en la actualidad. Si a esto se le suman los beneficios medioambientales de la disminución de la contaminación, el uso del agua y la producción de carbono, la stevia parece ser la candidata obvia para impulsar la revolución de los NSS.

 

Referencias

  • Meyer D, Stasse-Wolthuis M. The bifidogenic effect of inulin and oligofructose and its consequences for gut health. Eur J Clin Nutr 2009;63(11):1277-89.

 

  • Roberfroid M, Gibson GR, Hoyles L et al. Prebiotic effects: metabolic and health benefits. Br J Nutr 2010;104(Suppl. 2):S1-S63.

 

  • Philippaert, K. et al. Steviol glycosides enhance pancreatic beta-cell function and taste sensation by potentiation of TRPM5 channel activity.Nat. Commun. 8, 14733 doi: 10.1038/ncomms14733 (2017).

 

  • British Sugar Company: http:/www.silverspoon.co.uk/home/aboutus/carbon-footprint, Feb 2008.

 

  • Ashwell M. Stevia, Nature’s Zero- Calorie Ssustainable Sweetener: A New Player in the Fight Against Obesity. Nutrition Today. 2015; 50(3): 129-134. Doi: 10.1097/NT.0000000000000094.

 


Comer para la salud mental: cómo una buena dieta puede ayudarte a sentirte mejor física y mentalmente

Asegurarse de que el cuerpo obtenga una dieta balanceada no solo ayuda a mantenerlo físicamente sano. Nuevos estudios sugieren que una alimentación adecuada también contribuye a una buena salud mental.

En este mundo de alimentos procesados puede ser muy difícil controlar exactamente lo que comemos, sobre todo porque llevamos vidas cada vez más ajetreadas. Durante años, los expertos en nutrición han indicado que la eliminación de determinados ingredientes y la inclusión de otros son la clave para mejorar nuestra salud. Esto es fundamentalmente cierto tanto para la salud mental como la física. Con el auge de los alimentos ultra procesados, puede ser muy difícil saber exactamente lo que consumimos regularmente, por lo que a menudo podemos tomar malas decisiones nutricionales que perjudican nuestra salud sin saber nunca el por qué.

Sabemos que el exceso de azúcar en la alimentación es algo malo, pero hace relativamente poco se descubrió la verdad sobre cuán malo realmente es. Algunos estudios —que se remontan al año 2004— han demostrado que el exceso de azúcar refinado puede incrementar el riesgo de depresión y esquizofrenia, y que es esencial llevar una dieta baja en azúcar para ayudar al cerebro y al resto del cuerpo a funcionar saludablemente. Un estudio complementario realizado en 2017 por investigadores del University College de Londres confirmó estos hallazgos señalando que el consumo desmedido de azúcar conduce a la depresión.

También se ha demostrado que las enfermedades mentales crónicas como aquellas causadas por un consumo excesivo de azúcar acortan nuestra esperanza de vida y aumentan las tasas de mortalidad. Esto es aplicable incluso a las enfermedades mentales leves, por lo que dedicar tiempo a asegurarnos de alimentarnos correctamente es más importante que nunca si queremos conservar la salud de nuestro cerebro conforme envejecemos. Para lograrlo, debemos asegurarnos de que nuestro cerebro produzca suficientes niveles de BDNF, la proteína que utiliza para regenerarse y fortalecerse.

El factor neurotrófico derivado del cerebro (BDNF, por sus siglas en inglés) es una proteína que produce nuestro cerebro para regenerarse y fortalecerse. Cuanto más bajos sean los niveles de BDNF registrados, más empeorará la salud del cerebro. Por lo tanto, la clave para obtener beneficios para la salud mental a largo plazo reside en mantener altos los niveles de BDNF evitando posibles inhibidores (como productos altos en azúcares procesados).

Se ha encontrado relación entre los niveles bajos de BDNF y una larga lista de trastornos mentales. Desde trastornos graves como el Alzheimer y la epilepsia hasta la anorexia y el trastorno obsesivo-compulsivo, todos se caracterizan por una falta de BDNF en el cerebro. También se ha demostrado que un nivel bajo de BDNF inhibe el aprendizaje, lo que significa que los niños en edad escolar también deben evitar el abuso de azúcar para maximizar sus oportunidades de aprendizaje.

Los niveles de BDNF también descienden notablemente a medida que envejecemos, por lo que a menudo se observa un deterioro cognitivo en las personas mayores. Estudios recientes sugieren que al reducir el consumo de azúcar -y cambiar su dulzor por una fuente natural más saludable como la Stevia-, el rendimiento cerebral puede mantenerse durante más tiempo, ya que se conserva el BDNF.

Además de nuestra salud mental, se ha demostrado que el consumo excesivo de azúcar puede afectar incluso nuestro sistema inmunológico. El profesor Robert Lustig, de la Universidad de California, encontró pruebas de que los niveles excesivos de fructosa —un edulcorante habitual en los alimentos procesados— pueden aumentar la resistencia a la insulina. Aunque la relación entre el exceso de azúcar y la diabetes ya es bien conocida, la resistencia a la insulina también tiene que ver con problemas más amplios relacionados con la función de los receptores de leptina, el sistema de nuestro cuerpo que se encarga de la sensación de saciedad después de comer. Esta investigación, publicada en 2022, demuestra que aún hay una gran cantidad de daños causados por nuestra excesiva dependencia del azúcar tradicional que seguimos sin comprender del todo.

Lo anterior sugiere que al consumir alimentos altos en azúcar, nuestro cuerpo experimenta una menor capacidad para reconocer cuándo debemos dejar de comer, lo que provoca una ingesta continuada de azúcares. Así, el ciclo se repite con efectos cada vez más graves, y se disminuye nuestra capacidad de sentirnos sanos en cuerpo y mente.

Para las personas que piensan en cambiar a una dieta más conscientemente saludable, reducir el consumo de azúcar debería ser la prioridad absoluta. Este cambio fundamental en la filosofía alimentaria se está produciendo no solo entre los consumidores que buscan hacer mejores elecciones alimentarias, sino también entre los fabricantes que buscan reducir su dependencia del azúcar refinado, que es insostenible, y adoptar una forma de dulzura más natural y saludable.

El incomparable dulzor natural de la stevia te ofrece la oportunidad de mantener los mismos sabores deliciosos de todos tus placeres culposos, pero con una fórmula que te asegura que son productos con poco o ningún azúcar. Esto conserva elevados los niveles de BDNF en el cerebro y ayuda a mantener la grasa —otro ingrediente relacionado con la reducción del BDNF— más baja.

Dada la evidencia de los beneficios de una dieta baja en azúcar en niños, adultos y ancianos, es indudable que debemos tomar el control de lo que comemos, y elegir un nuevo tipo de dulzura que refleje el futuro más saludable y sostenible que todos estamos buscando.

 

 

 

 

 


El desarrollo de la planta de Stevia

Además de ser una increíble fuente de dulzor natural, la planta Stevia rebaudiana se ha posicionado como líder de la revolución saludable que está extendiéndose actualmente en la industria alimentaria. Conforme el mundo busca cambiar fundamentalmente la forma en que elaboramos nuestros alimentos y entendemos nuestra dieta, la stevia se ha convertido rápidamente en la clave para conseguir un futuro más saludable. Pero ¿cómo ha aprendido SWT a maximizar los mejores beneficios de la planta sin comprometer la calidad? ¿Cuál es el secreto de esta dulzura tan poderosa, pero que no presenta ninguno de los efectos secundarios negativos normalmente derivados de los edulcorantes?

Las propiedades saludables de las hojas de stevia van más allá de un gran sabor. Los glicósidos del esteviol —los elementos activos de las hojas que le aportan a la stevia las propiedades benéficas por las que es conocida— son potentes antioxidantes gracias a un rico perfil de compuestos fenólicos que se encuentran dentro de todas y cada una de las plantas de stevia que cultivamos.

Un estudio realizado en la Universidad Católica de Lovaina por los biólogos Stijn Ceunen y Jan M. C. Geuns señaló que "Durante las últimas décadas, los beneficios nutricionales y farmacológicos de estos metabolitos secundarios se han hecho cada vez más evidentes. Durante las últimas décadas, S. rebaudiana ha sido objeto de amplios análisis fitoquímicos, y en este tiempo se ha identificado un gran número de estructuras moleculares. La mayoría de los estudios se han realizado sobre los isoprenoides y los compuestos fenólicos, pero también se han encontrado en S. rebaudiana muchos otros componentes, como macro y micronutrientes, ácidos grasos y vitaminas". Gracias a estos nutrientes y vitaminas —así como grasas buenas— , la stevia es cada vez más utilizada por nutriólogos que buscan equilibrar las dietas mundiales y disminuir tallas.

El minucioso estudio de Ceunen y Geuns analizó exhaustivamente la planta de la stevia de una manera que pocos investigadores habían logrado antes desde el descubrimiento de la planta por parte de biólogos occidentales a finales del siglo XIX. Los primeros informes científicos sobre los glicósidos del esteviol (y sus variaciones estacionales) surgieron a principios de la década de 1970, lo que proporcionó a los cultivadores un conocimiento único sobre el mejor momento para la cosecha; y también les permitió localizar las mejores fuentes de estos glicósidos dentro de la planta, ya que los científicos analizaron el contenido de las hojas, las raíces, los tallos y las ramas para determinar dónde se encontraban las zonas más ricas en glicósidos.

Estos glicósidos se encuentran más abundantemente en las hojas, y es precisamente por eso que SWT ha perfeccionado los procesos de cultivo  para centrarse en obtener el máximo beneficio de cada hoja cosechada. Ceunen y Geuns coinciden en que, al esperar a que la planta de stevia esté a punto de florecer para cosecharla, SWT ha encontrado el momento en que la planta es más rica en glicósidos de esteviol y, por lo tanto, el momento más perfecto para su cultivo.

De acuerdo con los descubrimientos del estudio, SWT cosecha sus plantas de stevia varias veces al año (dependiendo de las condiciones atmosféricas de nuestros campos), ya que la cosecha repetida de la misma planta puede aumentar el número de glicósidos en cada hoja y esto garantiza que nuestra stevia sea tan naturalmente dulce como exigen nuestros consumidores. Cerca de los trópicos, las plantas se cosechan cuatro veces al año, ya que la planta crece rápidamente debido a la alta radiación y entra en floración frecuentemente a causa de los días cortos durante todo el año, por lo que las plantas alcanzan su punto más dulce y delicioso una vez cada 3 meses.

Además de conocer el mejor momento para cosechar las plantas, es esencial entender qué variantes de Stevia rebaudiana producen el mayor número de glicósidos para crear un extracto excepcional. SWT cultiva plantas ricas en Rebaudiósido A, pero que contienen todos los demás glicósidos. Las plantas de stevia contienen de 35 a 40 moléculas dulces, de las cuales el Rebaudiósido A y el Esteviósido son las más abundantes. El Rebaudiósido M —una variante muy menor pero bastante dulce— es especialmente seleccionado por su capacidad de ser cultivado intensamente y porque ofrece un dulzor excepcional en cada hoja.

Desde su comienzo en 2017 con 10.000 variedades de stevia, SWT ha seleccionado cuidadosamente las 50 mejores variedades para cultivar en nuestros campos. Hemos priorizado la producción de glicósidos para dar a nuestros extractos el mejor dulzor y sabor, todo ello sin añadir ningún producto químico o enzima durante nuestros procesos.

Aunque las propiedades antioxidantes de las hojas de stevia son bien conocidas, a menudo se subestima su eficacia como oxidante. Los glicósidos del esteviol muestran una capacidad de eliminación de ROS de entre 1.5 y 2.5mM, que se puede ampliar aún más durante las fases de cultivo y procesamiento. Esto ayuda a mantener la salud del cuerpo asegurando una buena oxigenación de la sangre.

Con el innovador procesamiento 100% en agua que utiliza SWT, no se desperdicia ninguna parte de la hoja y se extrae cada gramo de bondad para contribuir a una solución ecológica para la nutrición mundial. Gracias al personal técnico que está detrás de nuestro increíble producto, estamos aprendiendo a aprovechar más el poder de las hojas de stevia con cada cosecha, asegurando que la revolución de la dulzura saludable sea más fuerte que nunca.


¿Puede la stevia reducir la inflamación en casos de COVID-19?

Un nuevo estudio sobre los efectos de los glicósidos del esteviol en casos de la COVID-19  sugiere que el consumo periódico de stevia puede ayudar a reforzar el sistema inmunitario de personas médicamente vulnerables al virus.

El Laboratorio de Biología Funcional de Lovaina (Bélgica) descubrió que una dosis constante de extractos de stevia, o de hojas secas de la planta, ayudaría a reducir muchos de los riesgos inflamatorios asociados a la COVID-19, especialmente entre los grupos de riesgo por obesidad y enfermedades cardíacas. El Dr. Jan Geuns, un científico consolidado con una amplia trayectoria de investigación relacionada con la stevia, ha identificado un posible vínculo con las dosis periódicas de glicósidos de esteviol (un ingrediente activo que se encuentra en las hojas y extractos de stevia), según una nueva investigación publicada en Archives of Food Science and Nutrition Research.  Se ha demostrado que, una mayor captación de ROS, aumenta la oxigenación en la sangre, lo que es fundamental para los enfermos de COVID-19 y especialmente para aquellos con sobrepeso o problemas respiratorios. Esto marca una diferencia significativa en el organismo de pacientes con dicho virus. Las hojas de stevia contienen naturalmente un alto contenido de ROS. Por lo tanto, al oxigenar la sangre de manera más eficiente, una dosis de stevia puede ayudar a mitigar la carga sobre los órganos que, a menudo, se ven más afectados por la infección de COVID-19.

Conjuntamente, según nuevas investigaciones en Wuhan, la zona cero de la pandemia, el selenio, presente en las hojas y extractos de stevia, desempeña un papel fundamental a la hora de garantizar que la sangre y los órganos vitales se mantengan bien oxigenados, por lo tanto, los enfermos de COVID-19 pueden reducir la probabilidad de sufrir secuelas graves al consumir suficiente cantidad de selenio, el cual se encuentra en la stevia junto con otros nutrientes valiosos.

El estudio del Dr. Geuns identificó un grupo de riesgo: los pacientes que tienen un IMC superior a 30 y los que padecen hipertensión, enfermedades cardiovasculares y pulmonares. Este grupo tiene estadísticamente un riesgo mucho mayor de sufrir secuelas graves de COVID-19, ya que tienen una deficiencia natural de vitamina C, GSH y antioxidantes enzimáticos y no enzimáticos. Geuns espera que el tratamiento con glicósidos de esteviol ayude a reducir el riesgo.

Otros estudios recientes también han demostrado la eficacia de los glicósidos de esteviol contra la enfermedad de Lyme. Además, investigadores de Estados Unidos, China y el Reino Unido sugieren que el COVID-19 ha causado que la influenza tradicional sea más virulenta, por lo que será cada vez más necesario que la medicina logre contener las enfermedades respiratorias en un futuro próximo.

Los extractos de stevia de alta pureza son tan beneficiosos como las hojas enteras, ya que se ha demostrado que una pureza superior al 95% es suficiente para obtener los mismos beneficios que las hojas sin refinar, lo que significa que los productos elaborados con extractos de stevia de calidad también pueden proporcionar protección contra la COVID-19. El Dr. Geuns recomienda que se reconozca la stevia como opción de tratamiento para pacientes hospitalizados de COVID-19, y que se administre una dosis diaria de unos 3 mg para compensar las deficiencias naturales de antioxidantes. La investigación sigue en curso demostrando los usos de la stevia como complemento para el tratamiento del COVID-19, debido a la la presencia de numerosas vitaminas que la convierte en una forma ideal y natural de tratamiento.

 


Los productos de SWT para repostería y confitería hacen que la dulzura saludable sea una realidad

Además de un amplio portafolio de productos de endulzantes bajos en azúcares o sin azúcar, SWT Stevia ha lanzado al mercado una línea de productos de chocolate saludables y deliciosos.

Aun cuando el chocolate se encuentra entre los antojos dulces más populares, también es una fuente de altos niveles de azúcar. Al substituir los azúcares de caña más tradicionales por estevia y otros edulcorantes saludables y naturales, SWT ha logrado crear un chocolate cuya apariencia y sabor son idénticos al tradicional, pero sin la gran mayoría de los aspectos negativos que lo acompañan.

“Creemos que disfrutar una dieta saludable, incluyendo la selección saludable de los alimentos que consumimos no debería significar realizar sacrificios, por lo que trabajamos de manera incansable para asegurar soluciones naturales que mantengan el sabor delicioso de los alimentos y al mismo tiempo permitan que esos antojos beneficien nuestra salud general”; dice Lizet Dircio, especialista en Investigación y Desarrollo de productos en SWT.

Las soluciones que SWT ofrece a los productores de alimentos están dirigidas a una amplia variedad de distintas aplicaciones, desde productos de chocolate para enriquecer los postres, hasta una gama de productos horneados.

El rango es bastante amplio, incluyendo aplicaciones como helados, productos horneados, jarabes y barras de chocolate. Los resultados de investigación y desarrollo también aportan beneficios a los ingredientes que se utilizan en jaleas y productos untables. Con una lista casi interminable de aplicaciones, se ha vuelto más fácil que nunca efectuar un cambio dirigido a cuidar nuestra salud con estevia y alejarse de los azúcares.

Estos son algunos de nuestros nuevos productos que están a la vanguardia de la industria y permiten que la saludable reducción de azúcares esté al alcance de la mano:

Barras de chocolate sin azúcar

 

  • Chocolate amargo (70 al 80% de cacao)
  • Chocolate amargo con sabor (menta, naranja, azafrán, café, caramelo y sal de mar)
  • Superalimentos reforzados (quinoa, avena y barras enriquecidas con vitaminas)
  • Mantequilla de maní y chocolate vegano
  • Chispas de chocolate

 

Jarabes sin azúcar

SWT ofrece una amplia línea de jarabes sin azúcar, desde los sabores tradicionales de caramelo, maple y chocolate; hasta diversos sabores nuevos como son fresa, cereza y naranja.    Estos jarabes pueden añadirse a los ya productos existentes para reducir el contenido total de azúcar (haciendo que tus líneas de productos clásicas sean más saludables, sin cambiar el sabor ni la textura), o pueden ser usados como condimentos por sí solos, o como salsas para acompañar otro tipo de alimentos.

 

Productos untables, jaleas y mermeladas

Además de los productos untables sabor chocolate, avellana y vainilla que ya existen en nuestra cartera de productos, SWT ha refinado todavía más esta línea para ofrecer los productos tradicionales en una gran variedad de sabores. Puedes elegir entre fresa, piña, zarzamora, frutas de verano, manzana y naranja, disfrutando en pleno todo su sabor pero con una fracción del contenido de azúcar que tienen las jaleas y los productos untables formulados de forma tradicional.

 

Barras de cereal y galletas sin azúcar

Con el incremento en los desayunos para llevar, es más importante que nunca incluir propuestas de barras de cereales y bocadillos de media mañana genuinamente saludables. A fin de ayudar a que las compañías de nuestros clientes marquen la diferencia con mejoras nutricionales, SWT ha reformulado muchos estilos populares de bocadillos para crear alternativas bajas en contenido de azúcar para lo que tradicionalmente había sido un mercado con altos niveles de azúcar.

 

Para quienes prefieren comer más tarde en el día, SWT también ha recreado estilos populares de galletas y bizcochos, con beneficios nutricionales adicionales y contenido reducido en grasas y azúcares.

Con las mezclas de ingredientes de cereales, frutas, chispas de chocolate y semillas, los desayunos pueden adquirir un sabor delicioso, nos llenan el estómago y al mismo tiempo nos hacen bien.

Además de diseñar productos de chocolate, repostería y confitería que tienen menos contenido de grasas hidrogenadas y azúcares poco saludables, que los productos convencionales, el equipo de SWT también logró crear alimentos nutricionales enriquecidos con alto contenido de antioxidantes, flavonoides, magnesio, hierro y zinc. Nuestros productos untables y las barras de cereal endulzados con estevia, tienen alto contenido de fibra prebiótica, creando la base para un intestino saludable y una dieta más sabrosa.

Gracias a la experiencia ganada como líderes en la industria, SWT ha creado todo esto sin afectar la textura y el sabor que adoran los consumidores. Nuestro equipo de desarrolladores también te puede ayudar a añadir estos beneficios a los productos ya existentes, ayudando a que los productos que mejor vendes se transformen en superalimentos de alta calidad, sin perder ninguna de las cualidades organolépticas que te hacen adorar esos alimentos.

 


SWT: Quiénes somos, qué nos mueve y cómo hacemos del mundo un lugar más saludable

Más allá de ofrecer stevia 100% natural, sustentable y procesada a base de agua, gran parte de la misión de SWT es ayudar a mejorar la salud del mundo. Los integrantes de SWT Latinoamérica hablan de lo que los motiva a trabajar para solucionar la crisis de salud que se vive actualmente a nivel global.

Para hacer del mundo un lugar más feliz y saludable, se necesita un equipo motivado para lograrlo sin importar lo difícil que parezca. Afortunadamente, trabajar en SWT significa formar parte de una familia unida por la misión de hacer cambios para que las personas puedan acceder a una industria de alimentos  que sea más sustentable, nutritiva y de alta calidad, y que impacte positivamente en la vida de todos.

Así que, bajo estos mismos valores, se integra Abraham Javey, nuevo Gerente de Producción de SWT México. En SWT comprendemos que el mundo es primero; trabajamos de manera proactiva dando prioridad a las personas sobre las ganancias, y nos aseguramos de lograr la sustentabilidad como parte integral de todo lo que hacemos. Creemos que, como compañía, somos más que la suma de nuestras partes. Uno de los miembros del equipo de SWT Chile, Máximo Oliva, dice: “Lo que más me inspira al trabajar para SWT es su activo intangible; el grupo humano con el que convivo día a día. Estoy agradecido de trabajar con personas que comparten esta pasión y la demuestran en todo lo que hacen”.

Bajo este compromiso por el cambio, nuestros procesos son 100% naturales y las energías renovables son una piedra angular de nuestra operación. Nos esforzamos en ser parte de la solución de la mejora de productos de la industria de alimentos, impulsando de esta manera un estilo de vida saludable. Si la sociedad realmente desea hacer cambios alimentarios duraderos, y la investigación científica demuestra que esto es necesario, entonces todos tenemos que cambiar nuestra manera de vivir, “lo que involucra tanto al sector público como al gobierno y a las ONG”, apunta Max. De aquí surge su motivación para trabajar como parte del equipo de SWT, donde siente que hace una diferencia real para su comunidad y millones de personas alrededor del mundo que necesitan un régimen alimentario más sustentable.

Por otra parte, la pandemia de obesidad de los últimos veinte años, y la diabetes tipo II que se disparó hace menos de 100 años, ha creado una emergencia sanitaria pública y, para combatirla, SWT ha creado una variedad de productos y soluciones de dulzor saludables que aportan a enfrentar una medida real para la mejora de los productos de la industria de alimentos. “Tengo la convicción de que estos problemas surgen de la dieta alimenticia actual—dice Mariana Alamos, quien trabaja en la Ciudad de México—. Creo que en la nueva era de un nuevo dulzor balanceado en calorías, saludable y natural, mejorará la calidad de vida de las personas, evitando este tipo de enfermedades crónicas”.

Mariana Alamos señala que, desde la erradicación de enfermedades a gran escala, la malnutrición y sus consecuencias se han convertido en una causa de muerte importante a nivel global . También opina que la única manera de resolver esta crisis es cambiar la manera en la que producimos y consumimos alimentos modernos. “Me motiva trabajar aquí porque realmente creo que estamos luchando contra una nueva enfermedad que nació de la producción masiva de productos altos en azúcares”.

La Organización Mundial de la Salud recomienda menos de 25g de azúcares libres (los que se añaden a los productos) al día, ya que el azúcar es un causante de obesidad, diabetes y enfermedades cardiovasculares, lo cual podría erradicarse si juntos transformamos la manera en que las personas disfrutan de una dieta equilibrada, nutritiva, baja en calorías y con productos de dulzor saludable.

En SWT, sabemos que para hacer cambios, debemos estar pendientes de las necesidades del planeta y, por ello, continuamos en la investigación y mejora continua de los procesos, con lo que se consolida la stevia como una planta de alto rendimiento y procesada de manera limpia y natural. Esto es solo posible, si va de la mano de un equipo que es empático y que está comprometido con el bienestar de la gente;ya que sabemos que el futuro de un dulzor saludable es también el futuro de un planeta saludable.

 


Entendiendo la Estrategia Nacional de Alimentación del Reino Unido

Es innegable que los métodos modernos de producción de alimentos han impactado gravemente nuestra salud y nuestra alimentación. A causa del alto costo de la salud pública, junto con los cambios alimentarios en los hábitos de las personas  para luchar contra el cambio climático, el gobierno británico ha solicitado al Comité Asesor Científico de la Alimentación que determine cuáles son las modificaciones alimentarias que se necesitarán en la próxima década.[1]

De acuerdo con estudios realizados por el gobierno británico, cerca de 64.000 personas mueren cada año en el Reino Unido, debido a una alimentación deficiente.[2] Más del 50% de los adultos mayores de 45 años sufren de enfermedades provocadas por los efectos de un mal régimen alimenticio.[3] Por ello, para 2022, la ley británica incluirá en su legislación lo referente a los alimentos del HFSS (altos en grasas, azúcares y/o sodio),[4] no sin antes permitirles a productores y distribuidores hacer los cambios pertinentes en las fórmulas para evitar la presencia de etiquetas de advertencia en sus productos.

Las reducciones más drásticas y necesarias que podemos esperar son las que afectan al azúcar y a los alimentos HFSS. En principio, para cumplir con la reducción del 25% de los alimentos con alto contenido en grasas, azúcar y sodio será indispensable reformular a gran escala productos de repostería y otros dulces. Si bien, el impuesto sobre el azúcar que se estableció hace unos años ha contribuido a reducir su uso,[5] aún hay que recorrer un largo trecho para cumplir el objetivo de 50% menos de azúcar, por lo que habrá una alta demanda de los fabricantes de alimentos por sustituir el azúcar con fuentes alternativas de dulzor, como la stevia.

Sumado a los requisitos para los alimentos HFSS, la nueva Estrategia Nacional de Alimentación (NFS - National Food Strategy) incluye la necesidad de reducir en un 50% la ingesta de azúcar. Once de las catorce recomendaciones en el reporte están directamente relacionadas con azúcar. El uso generalizado de stevia en lugar de los azúcares tradicionales de caña y betabel, que actualmente dominan el mercado del Reino Unido, permitiría a los fabricantes cumplir los nuevos y estrictos requisitos con un impacto mínimo para los consumidores.

Ante la preocupación por los £15 billones anuales que podría costarle la diabetes tipo 2 al Servicio Nacional de Salud[6] (alrededor del 150% del presupuesto necesario para tratamientos contra el cáncer), el gobierno del Reino Unido busca transformar completamente el mercado de la alimentación por medio de una mejora de actitud pública.

La tarea no será fácil para los productores y fabricantes que están en el sector de la industria de alimentos; en particular, los que trabajan con snacks y respostería. No es sencillo reformular los alimentos con un sustituto de azúcar, ya que existe el temor de que los consumidores no disfruten tanto los productos con las nuevas fórmulas como los de la receta original, sobre todo si el cambio también afecta su textura.

En este punto, es cuando la experiencia de SWT Stevia, al tener éxito en la reformulación de dulzor saludable en diversas categorías de alimento, le da una posición privilegiada para ayudar a los fabricantes y productores de alimentos a cubrir los requisitos que se aproximan. SWT Stevia logra entregar un perfil de dulzor rico y saludable que exigen los consumidores y, al mismo tiempo, cumple con las especificaciones de reducción de azúcar exigidas por las autoridades del Reino Unido. SWT sabe que los consumidores desean tomar decisiones que beneficien su salud sin que afecten su gusto por la comida, y ayuda a los productores a crear los mismos productos tradicionales, pero con una fórmula mejorada.

 

Cómo el dulzor de la stevia puede ayudar a cumplir las primeras siete recomendaciones de la Estrategia Nacional de Alimentación del Reino Unido:

Recomendación 1

Introducir un impuesto reformulatorio sobre el azúcar y el sodio. Utilizar parte de las contribuciones para llevar frutas y verduras fresca a familias de bajos recursos.

Recomendación 2

Introducir informes obligatorios en grandes empresas de comida.

Recomendación 3

Lanzar una nueva iniciativa Eat and Learn (Come y Aprende) en escuelas.

Recomendación 4

Dar más opciones en las comidas escolares gratuitas.

Recomendación 5

Patrocinar el programa de Actividades y Alimentos Festivos por los próximos tres años.

Recomendación 6 

Ampliar el esquema Healthy Start (Inicio Saludable)

Recomendación 7

Hacer una prueba del programa Community Eatwell, y ofrecer apoyo a las personas de bajos recursos para mejorar su nutrición.

 

Las primeras siete recomendaciones involucran al gobierno en el control, la promoción y la distribución de productos alimentarios (para asegurar que se tomen decisiones saludables siempre que sea posible); por lo tanto, al cambiar el azúcar por un dulzor saludable como el de SWT Stevia con anticipación, los productores pueden ahorrarse muchos problemas a largo plazo.

Por medio del nuevo proyecto “Come y Aprende”, diseñado específicamente para educar a los niños sobre los beneficios de una nutrición balanceada, se promueve el uso de del dulzor de la stevia como guía central para una dieta saludable y rica, que permite cambios significativos en la actitud pública sobre los edulcorantes alternativos.

El elemento esencial de las siete recomendaciones iniciales surge del enfoque dual adoptado por el gobierno del Reino Unido. Si bien se recomiendan campañas educativas de gran importancia, estas también tienen como base un llamado a la transparencia y al control.

La elegibilidad para comidas escolares gratuitas en la Recomendación 4 será sometida a la regulación existente, ya bastante estricta,[7] que exige a los proveedores cumplir objetivos bajos de azúcar y grasa para poder ser elegidos como proveedores de alimentos. Con la intención de aumentar el número de comidas escolares que se ofrecen a los alumnos, entre más pronto decidan las empresas adaptarse a la nueva realidad de la nutrición, mayores serán los beneficios.

En vista de los impuestos cada vez más elevados sobre los alimentos poco saludables, junto con las consecuencias de llevar un estilo de vida sedentario, el cambio a los edulcorantes alternativos resulta inevitable a estas alturas. Para los productores de alimentos, es probable que hacer el cambio cuanto antes genere resultados positivos, y debería convertirse en la piedra angular de cualquier estrategia de fabricación a largo plazo.

 

[1] Estrategia Nacional de Alimentación. (2021) disponible en https://www.nationalfoodstrategy.org/the-report/
[2] Intercambio de información mundial sobre enfermedades. (2020). Peso Global de las Enfermedades, información de 2019. Disponible en: http://ghdx.healthdata.org/gbd-2019
[3] Análisis de la Estrategia Nacional de Alimentación con datos de NHS Digital. (2020). Encuesta de Salud, Inglaterra, 2019: Salud de los adultos.
Disponible en: https://digital.nhs.uk/data-and-information/publications/statistical/health-survey-for-england/2019
[4] Se restringe la promoción de comida no saludable desde octubre de 2022: Departamento de Salud y Cuidado Social (2021). Disponible en: https://www.gov.uk/government/news/promotions-of-unhealthy-foods-restricted-from-october-2022
[5] Entra en vigor la cuota sobre las bebidas gaseosas: Tesorería de SM (2018). Disponible en: https://www.gov.uk/government/news/soft-drinks-industry-levy-comes-into-effect
[6] Hex, N. et al. (2012). Costos estimados actuales y futuros por diabetes tipos 1 y 2 en el Reino Unido, incluyendo costos directos de salud y costos indirectos sociales y de productividad. 
[7] Comidas escolares – Normas de alimentación saludable. https://www.gov.uk/school-meals-healthy-eating-standards